Detalle producto

Hotel Ayre, Barcelona

A finales de agosto del 2009 tuvo lugar la inauguración del prestigioso Hotel Ayre Rosellón situado en pleno corazón del Eixample Barcelonés y, a tan sólo un minuto de la emblemática Sagrada Familia.

El proyecto se empezó a llevar a cabo en el 2004 cuando el arquitecto Carlos Narváez, de Wortmann Architects (anteriormente WB Arquitectos), se puso en contacto con el equipo del Grupo MCI para proponernos el desarrollo del proyecto de iluminación ambiental del hall del Hotel Ayre con iluminación basada en tecnología LED y cambio de color en RGB.

Briefing

Los arquitectos inspirados por la obra de Gaudí, querían imitar en el hall del hotel el mismo tipo de luz de tonos cálidos, que caracterizan los interiores de la Sagrada Familia cuando la luz del sol impacta en las vidrieras de la fachada y, proporciona cambios de colores que simulan las estaciones del año.

El cliente no quería que, en ningún momento, se vieran las fuentes de luz que tenían que colocarse en las 87 ventanas de 2,3 metros de altura.Es decir, que la iluminación estuviera integrada por completo en la arquitectura del hotel.

Desarrollo

Una vez planteados los requisitos del cliente, el equipo de Grupo MCI empezó a desarrollar y a proponer las siguientes soluciones:

Para imitar la luz cálida del sol que se proyecta en el interior de la Sagrada Familia, se propuso utilizar el LedFloodStrip con 60 LEDs/m RGB colocado en el interior de un perfil de aluminio hecho a medida y que sujetan los cristales. El cristal lleva un serigrafiado especial para que la distribución de la luz sea uniforme.

Los cristales durante el día resultan transparentes, puesto que el serigrafiado no es visible y por lo tanto no influye en la arquitectura, sin embargo, cuando están iluminados los cristales, se convierten en superficies de color, que desprenden luz ambiental al entorno.

El resultado obtenido es una iluminación ambiental creada a base de tecnología LED RGB, con la fuente de luz escondida dentro de los perfiles de los vidrios.

Servicios

Para la programación DMX, y siguiendo los requerimientos del arquitecto Carlos Narváez, se utilizó el programa Mundosoft stand alone y se dejaron preparados cuatro programas. Dos programas  dinámicos: denominados Invierno, con colores rojizos, y Verano, con colores azulados. Y dos programas fijos: ambos con los colores corporativos del hotel.

Esta variedad de programaciones permite al cliente poder adaptar los colores del hall en función de sus deseos.

Case study
  • Síguenos en
  • MCI en LinkedIn
  • MCI en Facbebook
  • MCI en Twitter
Suscríbase a nuestro Newsletter Suscribirse